CAT /

CAST

El ronquido es el ruido que se produce por la vibración del velo del paladar durante la respiración, y en muchas ocasiones representa un problema de convivencia.

La apnea es el cese del paso de aire durante al menos 10 segundos, de manera que si se repite en varias ocasiones a lo largo del sueño generará una serie de síntomas y representará un riesgo para la salud, con repercusiones cardiovasculares y neurológicas.

La anatomía de la vía aerodigestiva superior es en gran medida la que determina la aparición del ronquido y apneas. Así debe ser explorada a distintos niveles: nariz (tabique y cornetes), cavidad oral – boca (lengua), faringe (amígdalas y velo del paladar). Todas estas regiones anatómicas son las  que pueden ser subsidiarias de tratamiento quirúrgico.

En el ronquido simple, antes de indicar un tratamiento quirúrgico, se debe insistir en una serie de medidas conservadoras, como perder peso, dejar de fumar…. Si aún así persiste, y el paciente lo desea,  se debe valorar el tratamiento quirúrgico a nivel del principal factor anatómico influyente, ya sea a nivel de la nariz y/o del paladar, que es lo más habitual.

 

 

En el tratamiento del Síndrome de Apneas hay dos modalidades, la instrumental con CPAP y la quirúrgica.

La CPAP consiste en la administración continua de aire a una determinada presión a través de una mascarilla. Es un tratamiento 100% efectivo desde el inicio, pero que en muchas ocasiones conlleva a  una falta  de cumplimiento por mala tolerancia o no aceptación. En ocasiones produce efectos secundarios tipo congestión nasal, rinitis por el aire frío y seco, sequedad ocular…

Otra modalidad de tratamiento instrumental, en síndromes leves o moderados, son las prótesis orales, principalmente las de avance mandibular, en aquellos casos que en los que el problema no está a nivel del paladar. Estas prótesis pueden producir un impacto sobre los dientes y la articulación de la mandíbula.

El tratamiento quirúrgico se centrará a nivel del factor anatómico principalmente implicado, ya sea la nariz, paladar, amígdalas o base de lengua. En ocasiones, y en función de la severidad, se requieren cirugías a distintos niveles.  La cirugía más frecuentemente realizada es la que se hace sobre el paladar y las amígdalas, de tal forma que se consigue un paladar más corto y tenso con mayor paso de aire a través de la faringe .Es la denominada uvulopalatofaringoplastia.

La cirugía nasal se denomina septoplastia. Otras cirugías a nivel paladar son: uvulectomía simple, uvulopalatoplastia, amigdalectomía.

Estas cirugías pueden realizarse mediante distintas tecnologías, como el láser CO2, la radiofrecuencia o bisturí monopolar.

Cirugía de las apneas y la roncopatía

Servicios

Exploración de las cuerdas vocales

Exploración completa de la audición / Audiometrías

Cirugía otorrinolaringología pediátrica

Cirugía de las apneas y la roncopatía

Cirugía de nariz

Cirugía de la voz

Cirugía de las glándulas salivales y tiroides

Cirugía del oído

Cirugía de la parálisis facial

Cirugía del cáncer de boca, garganta y laringe

Exploración completa del oído, nariz y cuello

Endoscopia nasal y laríngea